El triangulo dramatico

¿Que sabemos del triángulo dramático de Karpman?…quieres saber más?…sigue leyéndome
Karpman identificó tres roles que siempre se repetían en las relaciones interpersonales:

Perseguidor…el que siempre culpabiliza e increpa al otro y nunca a él mismo…pensamientos como (yo soy el bueno y tu el malo, te vas a enterar).

Salvador o Cuidador…el que siempre intenta ayudar a los demás por encima de si mismo…pensamientos como (yo me siento bien ayudándote, que sería de ti sin mi).

Víctima…el que se autocomplace de su dolor y sufrimiento, no se siente responsable de dar respuestas a sus desafíos vitales ni se siente responsable de su actitud frente a ellos…pensamientos típicos son (¿no es terrible lo que me pasa? pobre de mi).

Bien, nos posicionamos en un rol u otro según las personas que tengamos enfrente…

¿Como salir de estos roles destructivos?…sigue leyendo…

Adquirimos estos roles ya en nuestra interacción con nuestras figuras de apego ya que esas condicionan nuestra manera de colocarnos en el mundo…pero podemos romper esta dinámica primero RECONOCIENDO EL ROL en que me encuentro sumergido.
AL PERSEGUIDOR hay que ponerle límites , y si tu eres el perseguidor hay que explorar que inseguridades tienes y curarla.
AL CUIDADOR hay que cuidarlo, y si tu eres el cuidador hay que aprender a cuidarte.
A LA VICTIMA hay que empoderarla y si tu eres la víctima tienes que aprender a empoderarte…
Un saludo y feliz Martes
Antonio Alzamora Pallicer

Comparte esto en:

Menú
¿Puedo ayudarte?